miércoles, 15 de octubre de 2008

Sueño (muerte por vacío en mi interior)

Me encuentro en un lugar llano con árboles y arbustos repartidos uniformemente a lo largo del terreno. Es como una selva con poca densidad de vegetación. Estoy con tres de mis mejores amigos. Jugamos corriendo de un lugar a otro admirando el paisaje que nos rodea y analizando los objetos que encontramos. Sabemos que aunque la mayoría de los animales que vagan por este singular paraje son inofensivos hay otros potencialmente peligrosos. Afortunadamente, hasta ahora, todos los que nos hemos encontrado no parecen dar señales de atacarnos. Pero, de repente, mientras me alejo un poco de mis amigos para seguir en solitario mi paseo me encuentro con una especie de león que está en el suelo. Me ve y corre hacia mí. Reacciono. Corro hacia un árbol mientras intento localizar a mis amigos. No los veo. Trepo por el árbol hasta su copa confiando en que la bestia no sea capaz de llegar hasta arriba. Pero todo mi mundo se desploma cuando veo que el animal pega saltos con suma habilidad hasta llegar a mí y me ataca. Siento como si algo entrase en mi alma y me lo robara. Siento que algo dentro de mí se pierde. El "león" se va tranquilamente como si ya hubiera conseguido su propósito. Pero aún sigo vivo. No obstante me siento extraño. Sigo con la mirada al animal que acaba de atacarme y me aseguro de que puedo bajar del árbol sin que peligre de nuevo mi salud. Poco después de pisar tierra me encuentro a mis amigos que al parecer siguieron todo lo que me ocurrió desde lejos sin poder hacer nada para evitar la feroz agresión. Uno de mis amigos parece conocer más sobre el animal que me atacó y me dice muy serio:

- El fin de las ofensivas de esta clase de león suele ser robar casi todo lo que un ser humano posee en su interior. Uno de los inmediatos efectos que suelen tener sus víctimas suele ser que sienten su cuerpo mucho más blando de lo habitual, como si estuviera prácticamente vacío.


Lo escucho con atención e inmediatamente me dedico a tocarme mi barriga y la noto muy blanda, puedo empujar sin mucha resistencia hacia dentro provocando en mí la sensación que me comentó mi amigo, es decir, que mi interior está casi vacío. Me asusto mucho y mientras empezaba a tocarme la espalda le pregunto:

- Pero... Si estoy vacío... No puedo vivir sin órganos... ¿Se acabó todo? - digo mientras un escalofrío cruza como un rayo todo mi cuerpo. Mi amigo me mira con cara de pena, como tratando de no querer decir las palabras que salían de sus labios:
- Lo siento...
- ¿En cuánto tiempo? - pregunto aterrorizado.
- No sé exactamente... Quizás una hora.


Todos mis amigos se miran apenados entre sí. Huyo sollozando hasta una casa (tal vez mi casa) para intentar hallar una solución a mi problema. De repente, la esperanza... Encuentro un antídoto en forma de pastilla en el cajón de un armario. Casi no puedo creerlo. Con premura meto la medicina en mi boca, pero se deshace toda como si estuviera putrefacta. Me desespero, miro la fecha de caducidad del medicamento y veo que cumplió hace mucho tiempo. Ya no hay solución. Todo es cuestión de tiempo. He perdido la noción del tiempo. No sé cuánto tiempo restará para la noche eterna. ¿30 minutos? ¿20? ¿Apenas 5? Preso de pánico me pongo a rezar esperando mi hora... Aunque ya hace tiempo que perdí toda fe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantadooo!! A partir de ahora seré tu fans número uno,porque hacía ya tiempo que no leía algo hecho,no desde palabras,sino desde una historia real...porque sé que detrás de esta métafora hay una historia real.Muchos bessos!

Enía dijo...

Aún sigo sperando a que me demuestres k detrás de esa máscara de scritor duro,hay un sorprendente caballero con un precioso corazón k estara encantado en compartir con nosotros...y k mejor forma de demostrarnoslo ablando sobre el tema k mas se relaciona con el órgano ya nombrado...haznos llorar a todos!! Tendremos que descubrir si esta es imaginaría o de verdad sale desde tu interior...stoy segura de k una vez k te pongas conseguiras transmitir cn palabras lo que pasa x esa mente veinteañera...solo me keda decirte...SUERTEE!!